Mommy

Mommy

La conciencia no me basta

No me basta

La paciencia se me acaba

Se me acaba

Tu luz, Azul violeta

La película del director Xavier Dolan, es la otra cara de lo cotidiano; la realidad que llega a la memoria antes de dormir.

Un obra muy local, temáticamente universal, la música: gran mezcla con denominación de origen. También su francés, no tan francés.

Y pienso en México, en mi madre, ¡en la madre! En la madre esperando en aquella sala incómoda de un hospital, sola (esfuerzo delicado).

TDHA:

  • Trastorno ¿cerebro?
  • Déficit ¿economía?
  • Atención ¿servicio al cliente?
  • Hiperactividad ¿energía?

La mente se satura de imágenes.

Mientras en la pantalla un hijo de su cansada madre, maldice con fluidez y patea con la fuerza hormonal de un puto coraje de la chingada, es inevitable recordar al hijo de todos. Al mío. A mí.

TDHA, con la sabiduría de Google, entiendo que los átomos del paciente, ironía, siempre andan “chidos” y que esta nueva droga, es, según mi análisis, una de las consecuencias de nuestra urgencia por el pasmo del instante. Ocupados en los saberes del mundo, olvidamos el nuestro, porque aquellos menesteres abonan la TDC:

  • Tarjeta ¿roja?
  • De ¿del verbo dar?
  • Crédito ¿para cuántas vidas?

Al final solo queda espacio para el sonido.

TDHA:

 ¡Liberté! ¡Liberté!

@Librero18

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s