Turbo Kid

Turbo Kid

Nostalgia, andar en bicicleta y cerrar los ojos. Soy modelo 85. 

No hay autos, los motores son piernas y llantas bien infladas, quizás es más lógico en un apocalipsis que transita por 1997, ¿quién produciría la gasolina? Habría que preguntarle a Mad Max. Ciencia ficción, comedia negra y psicoanálisis, los cómics son increíbles, ¿por qué somos tan serios con algo para niños? acaso, ¿el futbol no lo es?

Se escucha aquel house, sonido gamer primitivo de la generación BMX, house de la memoria. Imposible pensar en Daft Punk, poco a poco la duda abre la posibilidad de que algo bueno está sonando en Quebec: Le Matos con el single “No Tomorrow”. La portada del mismo, sin duda estará en muchas habitaciones.

La añoranza de los buenos tiempos, tiempos lentos para mirar a los ojos, antes de la llegada de urgencia de lo inmediato en este siglo.

Los directores Anouk Whissell Whissell, François Simard y Yoann-Karl a través de la nostalgia, expresan el eco contemporáneo de la milenaria dualidad en el ser humano y su reproche-gratitud a su creador, amor y odio, hechos a imagen y semejanza.

Turbo Kid, el lenguaje nos sitúa en el tiempo, solo los niños alcanzan velocidades “turbo”. Y los que hemos sobrevivido.

@Librero18

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s