Esther Seligson para todas

seligson-esther51ce0e4b657da_500h

Preservar cueste lo que cueste un ‘reino de fantasía’ por encima del ‘sentido de realidad’.

En octubre de 2012 escuché por primera vez el nombre de Esther Seligson, su apellido poco común, como todo en ella lo era.

“Todo aquí es polvo”, el libro que necesitaba para concluir un taller de poesía, no fue fácil encontrarlo pero verdaderamente me encontré en él. Esther se mostraba. Leí dos veces el ejemplar, la tercera vez fue compartida, la cuarta analizada y a la quinta el libro no volvió. Su voz se expandió y yo estaba “Estherizado”; habría de compartir la palabra. ¿Acaso Esther Seligson sería mi nueva Wislawa, Simone o Rosario?

No quiero olvidar desprenderme

dejar de ser pasado…

¿Quién es Esther Seligson? Escorpión que desde el 25 de octubre de 1941 hasta el 8 de febrero de 2010 hizo alquimia con la palabra, escribió Adriana del Moral Espinosa en un artículo para la Jornada. Dar clases, viajar y escribir fueron sus tres pasiones. Cursó las carreras de Letras Hispánicas y Letras Francesas en la UNAM; estudió la Cábala en Jerusalén durante dos años y dio clases en el Centro Universitario de Teatro (CUT) por más de veinticinco años e impartió seminarios sobre judaísmo en diferentes lugares. Para ella lo más importante era “compartir conocimientos, reflexiones, hallazgo e inquietudes”.

Cábala quiere decir recibir, el cabalista es el que busca para recibir, ¿qué recibe?, pues la luz.

En “Toda la luz”; otra nueva totalidad, me reconocí un lector mediocre, hacía falta poesía, identificar mejor las imágenes  y la finura en el uso de las voces.

Finalmente, meses después, “A campo traviesa” y “Negro es su rostro / Simiente”. Descubrirla y leerla por su puesto ha sido una evolución en mi viaje literario, viaje que considero necesario emprendan las mujeres en un encuentro con la poesía y la filosofía. Belleza y razón.

Esther Seligson para todas, María Zambrano para todas, Rosario Castellanos para todas, Elsa Cross, Coral Bracho, Wislawa Symborska, Simone de Beauvoir, Amparo Dávila, Gabriela Rábago Palafox, Valeria Luiselli…

 Esther, inspira. Inspira.

 Vengo de un largo

trayecto de abandonos

no soy la única

Yo, esposo de Claudia y padre de Nina.

@Librero18

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s