Archivo de la categoría: Narrativa

Inventario de la ciudad: Visión primera

Arboledas

Un beso para despertarte.

Agua, rostro, espacio para el pensamiento y bajas la palanca. Ropa, mochila. Cuídate mucho. Otro beso.

Caminas, casi corres, el primero, el segundo, el último escalón; usas la llave negra. Cierras. Paso inicial en la banqueta, aún te duele el pie izquierdo: asomo de realidad, las pinches botas te están matando.

Sigues, de reojo, no ha llegado el recibo de luz.

Se renta departamento.

El árbol de ayer es una mancha de tierra en la calle.

Los autos llevan a las personas en su avance inmóvil, el franelero es el único gesto amable después de las tres de la tarde.

De un brinco, también le ganas al semáforo. En las aceras de Chedraui miras cansancio y cómo todos los días son iguales, la jubilación es otra forma de subcontratación.

Hot dogs  tres por veinticinco. Le das otra mordida a la manzana.

Transbús, recorrido somnoliento.

Cruzas en la esquina, línea amarilla preventiva: continua con precaución. El ceño, mentada de madre al cabrón de la moto.

Te dan otro volante para vender zapatos como todos los días, piensas en la falta de pasión y la flojera es el desempleo.

En las combis van enlatados los otros obreros; solo a los más jóvenes el tiempo se les detiene en pantallas de cinco pulgadas.

El dólar amaneció a 17.49 y de buenas.

Subes el puente peatonal en chinga para que no te chinguen, el mendigo es la conciencia de tus privilegios. Esquivas la foto de una mujer en el suelo, la obra del día está hecha. Tu mano flota en el pasamanos para bajar.

Y aquel, profesional de la tortilla y la cebolla, honorable taquero; hoy no.

Continúas tu camino. Guardas el aroma en la saliva.

@Librero18

Anuncios